ARTICULO 8: CUIDA TU SISTEMA DIGESTIVO

Los problemas digestivos son comunes en el mundo de la fuerza y pueden acabar con tu carrera deportiva a la larga. Aunque existen herramientas para minimizar los problemas o revertir diferentes situaciones, lo mejor es no llegar a ello, porque realmente existen puntos de no retorno.

El consumo tan excesivo de calorías, hidratos de carbono y proteína, puede terminar provocando problemas en la absorción de nutrientes, eliminación de metales pesados, aumentar la retención de líquido, reducir la optimización de procesos metabólicos etc. Puede que pienses que tú no tienes ningún problema y que no es algo que te deba preocupar, pero piensa en donde puedes estar dentro de 10 años.

Si te encuentras en una situación donde existe una saturación y no puedes comer verduras, cereales integrales o frutas, incluir greens o un multivitamínico no va a solucionar las carencias existentes, y recordar que los minerales son la base de todas las reacciones enzimáticas.

Incluir verduras, legumbres, reducción de proteína animal o incluso reducir la intensidad del entrenamiento PUNTUALMENTE puede ser una buena opción, pero la mejor de todas es una correcta planificación para que esas fases no sean necesarias. Recordad que como todo tiene que haber un balanze, a no ser que seamos competidores podemos ir alternar protocolos y no llevar el sistema digestivo siempre al limite.. 

🔹 izquierda, una comida muy alta en calorías y proteína animal: pan blanco, huevos, batido de leche proteico, arroz blanco y ternera magra.

🔹 Derecha, ejemplo de comida por la que se sustituye la anterior a días puntuales de forma estratégica antes de tener cualquier indicio de un problema: judías pintas y coles. 

La importancia de saber cuándo, cómo, la selección de alimentos y en qué cantidad será clave para conseguir un equilibrio que permita tener los mejores resultados y poder seguir entrenando sin problemas a lo largo del tiempo.

Logo

ADRIAN POZO | ENTRENADOR PERSONAL Y NUTRICIONISTA - © 2021